Sweet & Sour: TALO CON CHORIZO A LA SIDRA, Paso a paso, consejos y... por supuesto una sonrisa.

miércoles, 25 de septiembre de 2013

TALO CON CHORIZO A LA SIDRA, Paso a paso, consejos y... por supuesto una sonrisa.


Y vino Manu y nos recordó que junto al fuego, incluso con cuchillo en ristre, o con las manos y la nariz embadurnadas de harina, siempre hay espacio para una sonrisa. En mi caso la sonrisa que me provoca el descubrir entre los puestos de los baserritarras, o en las txoznas de las fiestas populares, unos buenos talos con chorizo, en definitiva la receta que hoy os traigo. Y es que cuando aparece esa imagen en nuestras retinas, de unas manos rudas dando forma a esa masa tosca de harina de maíz con la plancha negruzca a su lado, y te llega ese olorcillo a chorizo o txistorra frita, no puedes mas que esbozar una sonrisa y..... salir escopetada a por uno. Una sonrisa, que por lo que además regala también a la andorga, convierte cualquier día del año, en un día especial.

Y es que aquí el talo con chorizo, txistorra, morcilla y demás "guarrindongadas", a pesar de ser un plato típico del País Vasco y Navarra, no es  tan fácil de localizar como pudiera pensarse. Así que cuando das con él, es una fiesta¡¡¡ de ahí la sonrisa. Lo encuentras en las txoznas de las ferias, en las fiestas de los pueblos, y por supuesto aquí en Bilbao, en el Mercado de Santo Tomás el 21 de Diciembre, anunciando los excesos de las Navidades.

Así que para celebrar el 3º Aniversario del blog de nuestro ManuCatman, y presentar al concurso #cocinaunasonrisa, no podía ser de otra manera, mas que con un buen talo con chorizo, que nos provoca no una sonrisita Manu, sino una sonrisa de oreja a oreja.

Y os preguntareis, ¿que es el talo con chorizo? Pues no es ni mas ni menos que un pan plano tradicional vasco, redondo y tosco, preparado exclusivamente con harina de maíz, con el que se envuelven productos de la matanza ("txerriboda"), de forma que cuando en otros tiempos apretaba el hambre, el maíz en forma de pan, y los condumios de la "txerriboda", era una de las pocas soluciones. 

Y es que desde que el maíz irrumpió en los campos vascos, traído de la mano de los inmigrantes que volvían de América, se convirtió en el cereal por excelencia en la zona, ya que lo escarpado del terreno y las lluvias abundantes impedían el cultivo de otros cereales como el trigo. Así el talo se convirtió desde allá por el siglo XVI, en el pan de los caseríos. Los restos que sobraban, se utilizaban para mojar y tomar con leche. Imagino no obstante que por aquel entonces el talo, no se comía con la ilusión con que se disfruta ahora. ¡¡¡¡¡Quien le hubiera dicho a nuestros antepasados que el talo iba a terminar siendo un plato tan deseado!!!!!.


Es un tanto complicadillo de preparar, ya que el maíz como sabéis carece de gluten y conseguir unir la harina de maíz en una torta plana, sin que al aplanarla con la mano se resquebraje, tiene su aquel. Quizás por eso se prepara tan poco en los hogares, y degustarlo en los puestos es toda una fiesta, al menos para mi y los míos.

Eso si, hoy en día que son tan necesarias las dietas sin gluten, es una alternativa perfecta. Claro está, si no tienes colesterol¡¡¡


INGREDIENTES:

Para el talo: (Para 5 talos)

- 350 gr. de harina de maíz amarilla natural (No Maizena ni Harina de Maíz precocida).
- 1 cucharadita de sal.
- 250 gr. aprox. de agua caliente (casi hirviendo).

Para el relleno:

-  5 chorizos frescos de calidad.
- 1 botella de sidra Natural (no azucarada ni con gas)

PREPARACIÓN:


Comenzamos preparando los choricillos a la sidra:



Pinchamos ligeramente los chorizos con la punta de un cuchillo para permitir que al cocer la grasa salga mas fácilmente.

Ponemos los chorizos en un cazo altito y cubrimos con la sidra. Cuando la sidra comience a hervir, dejamos cociendo unos 15 minutos, hasta que se ablanden y al pincharlos con un tenedor veamos que estén tiernos. Retiramos el cazo del fuego y dejamos entibiar con los chorizos en su interior. Una vez tibios, ya los tenemos listos para nuestro plato.

También podemos freír los choricillos y están igual de buenos. De hecho la opción frita, suele ser la habitual en las txoznas.


Vamos ahora con el talo:


Ponemos a calentar agua en un puchero. Cuando esté a punto de hervir retiramos del fuego.


En un bowl vertemos la harina de maíz y la sal. Mezclamos bien. Añadimos poco a poco el agua y mezclamos primero con una cuchara de madera. 


Cuando veamos que se va formando una pasta y el tacto de la mano puede soportar la temperatura, hacemos lo que mas nos gusta, meter la manaza y amasar hasta obtener una bola como esta.


Dejamos reposar unos minutos y dividimos en porciones. En este caso en unas 5 porciones de unos 100-110 gr.


Precalentamos una plancha o sartén.

Y ahora viene la madre del cordero. Hay que formar los panecillos en forma de torta. Aplanar cada bola, solo con la mano, nada de rodillos, pero con mucho cuidado de que no se nos abra la torta y se nos rompa, lo que por otra parte, debido a la ausencia de gluten es facilísimo que ocurra.


A mi me gusta utilizar como base una madera ligeramente espolvoreada de harina de maíz, en concreto la pala del pan. ¿Por qué? Pues porque la madera tiende a absorber el exceso de agua y con la harina trataremos que la masa al aplanarla con la mano no se nos adhiera a la superficie.

Y ahí vamos, comenzamos aplanando con mucho cuidado, primero los extremos y luego poco a poco del centro hacia afuera, girando a la vez la torta continuamente para que no se nos adhiera a la tabla. Tenemos que ir poco a poco, porque si tratamos de correr y aplanarla rápido, se nos abrirán los extremos.


Cuando tengamos nuestro pan debidamente aplanado, lo trasladamos con ayuda de la pala para que nos se nos quiebre, a la sartén o plancha precalentada a temperatura alta. Cocinamos por ambos lados hasta que esté doradito.


Sacamos el talo de la plancha y colocamos en el medio un choricillo caliente, o dos si son pequeños, y ale, todo para dentro de mordisco en mordisco, y acompañado de un buen Txakoli.

Un disfrute autentico, por raro que os pueda resultar. El sabor dulce del maíz que se empapa del juguillo del chorizo, os puedo asegurar que engancha. Y sino preguntar a gente de la zona, que piensan del talo con chorizo.

Y esta era una comida de penurias¡¡¡¡¡ Lo que hemos cambiado... y lo que ha cambiado el mundo.


Ale Manu¡¡¡¡ a celebrarlo, que en casa con este plato ya lo han hecho por ti, con sonrisa incluida.

Consejos:

- La harina de maíz, es harina de maíz amarilla natural. Nada de Maizena o harinas precocidas. Los baserritarras suelen utilizar una harina "especial", pero que entiendo que se trata solo de una harina especial por el tipo de molienda, generalmente con piedra, que ofrece una textura un poco distinta.

- Es conveniente que el agua esté caliente para escaldar la harina de maíz, porque al carecer de gluten, la incorporación del agua practicamente hirviendo, nos ayudará a extraer el almidón del cereal y de esa forma obtener lo único que nos servirá de "pegamento"para cohesionar la masa.

- Con el agua no vertáis toda de golpe, reservar un poco para ir viendo la que pide. Recordad que no todas las harinas tienen el mismo nivel de absorción. Es posible que incluso requiera algo mas.

- Cuando forméis el talo, un truco para que no se adhiera a la superficie de trabajo al presionar la masa para extenderla, es dar vueltas continuamente al talo sobre si mismo, no dejarlo continuamente en la misma posición. También podéis espolvorear una pizca de harina de maíz.

- Os aconsejo extender el talo sobre la superficie que luego os servirá para trasladarlo a la plancha o sartén. Así no corréis el riesgo de que en el camino se os rompa. Las amamas tienen mucho callo con esto, pero lo cierto es que requiere mucha práctica. Así que yo os doy estos pequeños trucos, que al menos a mi, me viene de perillas.


A disfrutar.

VIRGINIA.

33 comentarios:

  1. Y yo que con los chorizos a la sidra ya estaba más que contento, encima nos enseñas a hacer talo!
    Lo conozco y lo he comido, pero no sabía como se preparaba, así que pasa a engrosar la lista de panes que quiero hacer, jajaja!

    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿¿¿A que está riquísimo???? Parece sencillo pero... tiene su aquel Victor. Bss

      Eliminar
  2. Espectacular Virginia, en Asturias se hacen tortos con picadillo de chorizo, la única diferencia es que se frien. Te recomiendo meter la masa en la nevera una hora para que sea más fácil formarlos. Este post me rechifla,bsss

    ResponderEliminar
  3. ja ja bien por estas guarrindongadas¡ es brutal,Yo la hice una vez hace años de una receta del Karlos y me gusto,pero ya no se donde esta la receta,tomo nota por si me animo otra vez.
    Buenas sonrisas nos das¡¡
    Bss

    ResponderEliminar
  4. Coincidimos en la sonrisa al divisar un puesto de Talos!!!!!! Es lo que tu dices! no es nada fácil localizarlos. Hay que ir a un lugar que esté en fiestas y aun así, muchas veces han estado y ya se han ido, o hay una cola infernal que tu familia no tolera. Yo por mí, haría la cola más larga del mundo por obtener solo uno, y eso que no soy de colas en absoluto!! Tus talos tienen una pinta estupendísima, yo una vez hice la prueba, y lo que comentas, no hay quien ligue la harina. Tomo nota de tus consejos y lo intento de nuevo!

    ResponderEliminar
  5. Nunca te acostarás sin saber una cosa más, y yo te aseguro que esta entrada me ha enseñado unas cuantas. Creo recordar haber visto lo del talo con anterioridad, pero no sé dónde, si recuerdo lo del chorizo porqué me gusta mucho, aunque no podría comerlo por lo de la harina de maíz es bueno saber sobre ello, una combinación deliciosa por lo que dicen.
    Suerte, guapa
    Un beso

    ResponderEliminar
  6. Como una humilde receta en época de hambruna se puede convertir en un auténtico manjar. Besos!

    Ana

    ResponderEliminar
  7. Después de una buena caminata y al aire libre sería un plato estupendo. Es un poco temprano efectivamente pero a media mañana ya te diría yo querida Virginia.

    Plato sencillo y sabroso; ¡qué más se puede pedir!.

    Besos.

    ResponderEliminar
  8. lo hacemos en todo el norte, desde Galicia hata el Pais Vasco, y es un verdadero MANJAR, es algo que me encanta y me encanta también toda tu explicación..!!!

    ResponderEliminar
  9. Vaya por delante que lo primero que he hecho, ha sido buscar en el diccionario unas cuantas palabrejas que no conocía. Y continuo, mientras te escribo con una sonrisa recordando la primera vez que utilicé la harina de maiz y el churo que se fue a la basura. Toda una odisea, que no sabes por donde pillar, por ser una masa tan diferente a la de trigo.
    Pero me llama la atención, como hay zonas de nuestra geografía donde la harina de maiz forma parte de la gastronomía (Galicia, País Vasco, Navarra, Canarias) y en otras es totalmente desconocida.
    Con los chorizos a la sidra me daba por satisfecha, pero con los talos y completando ésta maravilla, mi andorga, hace ruiditos de pura imaginación y alegría.
    Repetirte, como siempre y porque no lo puedo evitar, que las fotos son para derretirse las pupilas.
    Besotes, mi niña.

    ResponderEliminar
  10. Jajaja, me encanta venir a verte, siempre me llevo un sabor de boca que me dura todo el día. Hoy me llevo tu talo, ya sé, suena mal, pero es que me ha encantado y encima no lo conocía. Tengo chistorra en casa porque a la doña se le han antojao hoy unos huevos con ella, pero si me da tiempo, quizás la sorprenda con mi propio talo ¿lo conseguiré?...jajaja. Ya te contaré. Un besazo y suerte en ese concurso.

    ResponderEliminar
  11. Brutal!!!! desde luego es para sonreír una semana entera!!!! con su choricico. Tiene pinta de complejillo pero desde luego ganas de probarlo no me faltan así que habrá que intentarlo.
    Millones de gracias bella.
    Besotes

    ResponderEliminar
  12. Virginia...yo llego a la hora perfecta, ahora mismo daba cuenta de estos talos y del acompañamiento muy gustosamente.

    ResponderEliminar
  13. Con los chorizos a la sidra ya me tenías más que feliz pero con estas tortitas para acompañarlos, plato de días de fiesta :o)
    Y si, hay que ver como hemos cambiado para que los platos humildes sean de días especiales ahora jejeje
    Besos
    Palmira

    ResponderEliminar
  14. Este verano los probaron mis chicos (yo no como chorizo) durante las vacaciones, vimos como los preparaban y después yo estuve buscando la harina en el pueblo pero no tuve suerte. Te han quedado estupendos :)

    ResponderEliminar
  15. Pues yo no había oído hablar de los talos, ni los había visto, pero seguro que también me dibujaban una sonrisa al oler el chorizo e imaginarme comiéndolos. BS y suerte para el concurso

    ResponderEliminar
  16. No conocía los talos y como siempre tengo que coger el cuaderno cuando vengo a visitarte y a tomar apuntes. El chorizo a la sidra es pecado. Genial el paso a paso. Besos >_<

    ResponderEliminar
  17. Wauuuu o mejor dicho miauuuuuuu en honor a Manu !!!
    Me parece una receta de matrícula, me encanta el chorizo a la sidra y con este pan planito tiene que estar de muerte. Creo que va a merecer la pena arriesgarse a hacerlo, estoy deseando hincarle el diente.

    Mil besitos

    ResponderEliminar
  18. Virginia que entrada más instructiva, no conocía el talo, ni la historia, así que estoy muy sorprendida por ella.
    Me parece un plato delicioso y digno de arrancarme a mí una sonrisa, al imaginarme comiendome esta delicia.

    Besotes

    ResponderEliminar
  19. No lo conocia...el Talo me refiero....y te puedo asegurar que me llevo una grata sorpresa y un buen sabor de boca...El chorizo asi...nos encantara....Me lo llevo toitoto!!!
    Besos

    ResponderEliminar
  20. Los chorizos a la sidra ne casa ya son de la família, los talos nunca los he hecho, pero veo que ya estoy tardando. Receta completa de las buena Virgi!!! Bss

    ResponderEliminar
  21. Penuria es ver esto en la pantalla y no poderle hincar el diente!!!!
    Esperaba tu aportación al concurso de Manu y sabía que además de sonreír iba a salivar!!! Rico, rico, rico.
    Un poco elaborado, pero vale la pena. Una vez más tus panes...son de morirse....
    Besos y feliz semana!

    ResponderEliminar
  22. pero que maravilla, por favor, porque te leo a estas horas y veo tus fotos??

    ResponderEliminar
  23. Vaya que si me has arrancado una sonrisa!

    En Madrid me cuesta un infierno y medio conseguir una buena harina para hacer talos, que solo disfruto como está mandao cuando subo al norte. En las fiestas de mi pueblo, en Navarra, los suelo encontrar. También he probado versiones dulces, con una onza de chocolate que se funde al calor del talo recién hecho. Que ricos.

    Y sí, es verdad que manejar la harina de maíz puede ser complicado, pero el gusto de un talo recién hecho... aunque en la sartén de mi piso de Madrid no sepa ni de lejos igual que en los sarmientos en el campo en mi Navarra natal...

    ResponderEliminar
  24. Mi querida amiga,esta entrada tiene mas de una sonrisa, por su deliciosa receta, ese paso a paso, y esas tortasde maiz con ese chorizo, creo que es para arrancar mas de una sonrisa, y si de postre ponemos estas preciosas fotos, ta e para darte el premio ahora mismo, me ha encantado todo. Mil besicos cielo

    ResponderEliminar
  25. Virginia, te atreves con todo, da gusto!!
    Qué podemos decirte de este recetón, que nos rechifla y que con ese chorizo a la sidra se ve fantástico.

    un abrazo

    ResponderEliminar
  26. Por Dios! No tienes piedad!!! Sabes que acabo de desayunar? Un batido bimanan! Y me encuentro con esto... No es justo!!! :(

    ResponderEliminar
  27. hoy toca una receta de esas ligeras, no??? bueno, por un dia haremos el "esfuerzo" de comer chorizo! jajajajajajajaja. Apuntada. petonets

    ResponderEliminar
  28. me encanta el talo. yo lo he preparado varias veces en casa con harina especial comprada en las ferias agrícolas en las fiestas de los pueblos y en casa nos encanta. Te han quedado bien buenos, lyo los tuesto un poquito más, que se vea que están un poco más quemados..jeje.

    ResponderEliminar
  29. Virginia, es la tercera vez estos días que me siento delante de esta entrada y por "haches" o por "bes" termino por no poder comentar (cosas mías que surgen al mi alrededor...)!!! Bueno, voy al grano, que nunca he probado esta combinación de torta de maíz con choricito a la sidra pero que ya sé que me encantaría; de hecho, en algunas zonas de Galicia, se le echa al cocido una especie de masa de maíz (pero cocida con los chorizos y demás) y siempre he creído que el maíz enriquecía el conjunto. ¡Buena receta, buena pinta y buena foto...como siempre!!

    ¡Buen fin de semana!! Besitos,
    Marta ("Sweet & Home la Vida es Dulce")

    ResponderEliminar
  30. Una entrada estupenda, efectivamente pone una sorisa y levanta el ánimo.

    ResponderEliminar
  31. Oye, que original! no tenía ni idea de que era los talo y... madre mía que ricura!!!

    ResponderEliminar

Gracias por visitar mi cocina y dedicar un tiempo en dejar tu comentario. Todos vuestros comentarios son infinitamente agradecidos, aunque no siempre disponga de tiempo para responderte. Si eres un@chic@ "no reply" será mas dificil comunicarnos.

Si quieres hacer cualquier consulta hazlo por este medio o si prefieres utiliza mi correo electrónico: vir.martin7@gmail.com

Por falta de tiempo este blog no participa en cadenas de premios, ni memes. De todas formas agradezco enormemente que hayas pensado en mi.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...